Muebles Nórdicos

Filtrar

Mostrando todos los resultados (7)

Desde hace más de una década tanto los muebles nórdicos como el estilo de decoración nórdica han estado entre las preferencias decorativas alrededor del mundo. Es uno de los estilos favoritos y aunque algunos no lo conocen por su nombre, muchos sí manejan los elementos que caracterizan a esta tendencia que continúa en boga a pesar del paso del tiempo. Esta preferencia decorativa nació a comienzos del siglo pasado y toma su inspiración de los países del norte de Europa: Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca, de los que saca su nombre.

Los muebles nórdicos

El estilo nórdico se caracteriza por el uso de colores claros o pasteles, especialmente del color blanco, que es su favorito, así como por las líneas sencillas y en cuanto a los materiales prefieren la madera. Sin embargo, el elemento más característico del estilo nórdico son sus muebles.

Existe toda una gama de mueblería nórdica, que se ha convertida en favorita y es muy cotizada en todo el mundo. La amplia gama de muebles pueden ser muy costosos y de grandes marcas, aunque existen formas más económicas de adquirir muebles de este estilo sin gastar una fortuna. Lo importante de los muebles nórdicos es que se caracterizan por ser bajos, sencillos, de líneas rectas y dan la impresión de ser demasiado simples.

Los colores blancos siempre son los favoritos para los muebles del estilo nórdico, en el cual se prefiere agregar algo de color en los cojines. En lo que se refiere a los muebles nórdicos, aceptan la premisa de “menos es más” y se van por una línea que muestra una simpleza que la hace muy chic. Y aunque los muebles tienden a ser blancos, les gusta combinarlos con madera de tonos oscuros naturales, dando un excepcional contraste de color.

El uso de la madera es también muy común y hay quienes dicen que este es el único material en el que se aceptan los muebles en el más puro estilo nórdico. Sin embargo, no se puede negar que también se usan muebles en otros materiales pero que tengan el mismo sentido de simplicidad. Esta sencillez responde a que el estilo nórdico trata de copiar a la naturaleza, especialmente a los paisajes que pueden observarse en los países nórdicos durante el invierno.

Minimalista

Uno de los elementos más representativos del estilo de decoración nórdica, es el minimalismo, es decir, la tendencia a reducir al mínimo la cantidad de objetos que se usen en la decoración. Esta tendencia se nota en el diseño de la mueblería, pero también en la cantidad de elementos que se usan para decorar los espacios.

El centro de la decoración nórdica es la mueblería y lo positivo es que al usarse pocos elementos decorativos, se puede usar mayor presupuesto en adquirir muebles de buena calidad. En la decoración nórdica se debe dar sentido y uso a cada elemento que se disponga en el espacio que se decora.

La tendencia minimalista se extiende inclusive a la iluminación, debido a que prefiere aprovecharse el uso de la luz natural durante el día, que es otro de sus elementos característicos.

Claves del estilo de decoración nórdica

Para conseguir un estilo nórdico, debemos recordar algunos elementos con los que, de seguro, se conseguirá darle a los espacios un poco de esta tendencia que no pasa de moda.

  • Luz natural, preferiblemente.
  • Textilería en colores pasteles y claros, incluyendo las cortinas, alfombras y mantas.
  • En esta tendencia, menos es más.
  • Elementos naturales. Incluye elementos de la naturaleza. La madera es la preferida del estilo nórdico.
  • Muebles nórdicos. Preferiblemente hechos en madera y la tapicería en colores pasteles.
Compra rápida